02/05/2020
Para nuestros ancianos
Hoy si espero que estas líneas las lean muchas personas. Lo necesito. Lo necesitamos. Van dedicadas a nuestros ancianos. A ellos y, a esas familias que se han visto golpeadas por el "bicho", esas que se han quedado sin ertes, sin trabajo, sin ayudas. Esas que son, casi, invisibles. Y que sufren, día a día, por no tener algo que comer.
Muchos contáis por ahí, en las redes, que estamos cansados. Cansados,-me sumo a ello- estamos de mensajitos, de bonitas frases que llenan las redes. De esas que expresan hermosas palabras para ser felices y demás... Están bien... Pero si son solo palabras, están vacías.
Es tiempo de hacer algo. Por ellos, por los ancianos, los que han creado el pasado para que vivamos éste presente y, disfrutemos del futuro. Por ellos, muchos abandonados en residencias, perdón, dejados en residencias y, ahora sin visitas. Hay muchas personas que, con su trabajo, mal pagado seguro, cuidan de ellos. Y hoy, necesitan de nuestra ayuda. Al menos material para sus cuidados.
Recuerdo, en algunos de mis viajes, cuando hablaba con ancianos de tribus, de comunidades, el respeto que se sentía por ellos. La reverencia que se les tenía y lo valiosas que eran sus opiniones para el resto de su grupo. En nuestro mundo, la mayoría de nosotros, no digo todos; hemos olvidado el valor de su experiencia y hemos creado ghettos para soltarles y, que no den la lata en nuestro sistema de vida.
Como mucho que sirvan para cuidar nietos o colaborar con su "paga" a la familia. Han sido casi siempre, los grandes olvidados. Con los que se ha cebado esta pandemia que asola el planeta. Ellos, unidos a esas familias que se han visto golpeadas con el "sin trabajo"; "la crisis económica" son ahora, algunos de los más necesitados.
Y como estamos cansados, hartos, de palabras y frases bonitas, pues hemos decidido ponernos en marcha y lanzar, junto al Ángel de Mensajeros de la Paz, un proyecto de ayuda. Os cuento.
En el programa tenemos, al menos 50.000 descargas en la primera semana de emisión. Eso significa: 50.000 almas, al menos, que nos escuchan. Son muchas más, en todo el mundo. Seguro. Pero nos basta con 50.000. Aunque si hay más, mucho mejor. A ellas me dirijo hoy.
En colaboración con el Padre Ángel, se nos ha ocurrido lanzar una campaña de asistencia en dos sentidos. Primero para ayuda en la alimentación de las familias que lo necesitan. Y, segundo, en ayuda a las residencias de ancianos que precisan material sanitario.
Y hemos preparado un sistema de ayuda muy sencillo. Ahora que todos estamos con nuestros teléfonos móviles, para comunicarnos con nuestros amigos y familiares, utilizarlos para mandar un mensaje de texto. Un mensaje que cuesta, tan solo, 1.20 euros. Cantidad que será empleada en su totalidad para ayudar. Solo con ese pequeño esfuerzo podemos hacer mucho. Y os lanzamos la idea, con la esperanza de que nos ayudéis.
Escucha la promo
Queremos, NECESITAMOS, un mensaje de cada uno de vosotros, esos que estáis unidos al programa, para ayudar a esas personas que ahora lo necesitan. Solo pedimos esto: Un mensaje de texto. Al 28099 con el texto AYUDA FAMILIAS. Si somos, al menos 50.000 blanquitos, podemos conseguir más de 50.000 euros. Y, os aseguro, servirán de mucho. Ojalá no nos quedemos en palabras bonitas y pasemos a la acción, por fin. Éste es el momento, la oportunidad. Es muy sencillo. ¡Vamos a por ello! Ayudemos al padre Ángel, a esos mensajeros de la Paz, a ayudar. Recuerda: Mensaje de texto al 28099 con el texto AYUDA FAMILIAS. Lo necesitamos.
Os iré contando lo que conseguimos. Ir moviendo el mensaje por vuestras redes, a vuestros contactos, a todos. Muchas gracias. Dentro de poco ya nos veremos en nuestras calles listos para abrazarnos.
Feliz semana. Nos vemos en el Espacio. En Blanco.
Estamos en Instagram
Inauguramos nuestra propia cuenta en Instagram. Para vernos las caras habrá que esperar que somos tímidos.
¡Whatsapeanos!
Si quieres enviarnos una nota de voz con tu saludo, o comentarnos cualquier cosa, tenemos un whatsapp a tu disposición.