08/02/2020
¿Estamos tontos o qué?
Vivimos en un mundo donde vibra más el teléfono que el corazón.
Y así nos va.
Acabo de regresar de América, de un nuevo viaje por esas tierras. Allí, se están fraguando planes interesantes y me tocó estar metido en ellos. Regreso con una sensación agridulce.
Feliz por sentir el poder de la vida natural. La naturaleza por allí está viva, activa. Se siente el poder de la savia renaciendo en cada esquina. Pero algo ocurre con los habitantes, con los seres humanos. Me tocó dar una conferencia en la universidad central de Quito. Me reunía con los universitarios, los jóvenes, esos que son la esperanza del futuro.
Y al igual que otra charla que me tocó dar en Guayaquil, a otros jóvenes hace un par de meses; me encontré con gentes atadas a los teléfonos, a las redes sociales, viendo la realidad virtual en una pantallita de la que no podían quitar sus ojos… ¡Qué tristeza!.
¿Qué está pasando en éste planeta nuestro que nos tienen entontecidos? ¿Esa es la esperanza de la humanidad? ¿Estamos tan ciegos que no nos damos cuenta de que nos quieren robar la vida, el silencio, el alma? Cuanta más conexión tenemos, más controlan de nuestras vidas.
Y ahí estamos, sin hacer nada, dejándonos llevar por la corriente “pasotista” de que nada importa salvo la última noticia en la red social de turno.
Y ocurre en Europa, en América, en África, en Australia en Asia, en todo el planeta. Esa “Nada” que avanza, destruyendo las ilusiones, la magia, lo está haciendo muy bien.
Se están cargando a los creadores del futuro en todas las partes del mundo. ¿Estamos todos tontos o qué?. ¡Qué tristeza!
Hace unos meses, en plena selva amazónica estuve con la tribu de los Wao… Ellos también tenían teléfonos móviles. Vivian perdidos en medio de la selva. Iban con taparrabos, pero tenían teléfonos móviles. Las petroleras se los habían regalado, incluida la red wifi. ¿Un regalo envenenado? ¿Una forma de traerlos al redil?.
Y así anda el mundo… En fin… voy a seguir buscando… Los paraísos existen y ya estamos más cerca de ellos, a pesar de los que no quieren que los descubramos.
Y lo dejo, que ya me da la sensación de que me repito mucho con éste asunto.
Feliz semana.
Estamos en Instagram
Inauguramos nuestra propia cuenta en Instagram. Para vernos las caras habrá que esperar que somos tímidos.
¡Whatsapeanos!
Si quieres enviarnos una nota de voz con tu saludo, o comentarnos cualquier cosa, tenemos un whatsapp a tu disposición.