14/09/2019
Llegaron las lluvias
Llegaron las lluvias y, en algunos lugares lo hicieron con efectos devastadores.
Nuestra solidaridad con todos los afectados por ellas.
Rezamos por las víctimas de estas aguas desbocadas que nos están asolando.
Algo está pasando en nuestro planeta...
Gaia, la madre tierra se queja, de muchas maneras, en muchos sentidos.
El calentamiento global y, el uso desmesurado que la humanidad está haciendo de los recursos del planeta parecen tener la culpa.
La falta de conciencia de lo que somos y donde estamos.
"Un día estaba, creo que ya lo he contado, en Perú, con algunos indígenas, se me metió algo en la boca y escupí.
Uno de ellos me miró fijamente y me pregunto:
¿Tú escupes a tu madre?
-NO, le dije.
Entonces porque escupes a la tierra que es nuestra madre.
Avergonzado baje la cabeza y me guarde la lección".
Esos, aparentes pueblos primitivos, saben dónde estamos y, que dependemos de la madre tierra que nos sustenta.
Sin embargo "los civilizados" de esta parte del mundo, vivimos a sus espaldas, como si no fuera nuestra casa, pendientes solo de esas pequeñas pantallas,- mágicas- y de las redes sociales que parecen, querer enseñarnos como es el mundo.
De espaldas a los peligros que entraña lo que estamos haciendo.
Los científicos ya han alzado la voz, tenemos menos de 10 años para cambiar la situación, antes de que sea irreversible.
Pero me parece que va a dar igual.
Hasta que no nos atrape una lluvia, un terremoto un volcán o algo parecido, no nos vamos a enterar.
Estamos demasiado atrapados en ese mundo virtual, tecnológico, que nos venden.
Los científicos llevan años advirtiendo a los ciudadanos y a los políticos del daño que el ser humano está causando en el planeta y de la necesidad de tomar medidas urgentes, a fin de evitar que las consecuencias sean irreversibles.
En 1992, la Unión de Científicos Preocupados, junto con más de 1.700 científicos independientes -incluyendo un buen número de los ganadores del Nobel en ciencias-, redactaron una carta llamada "Advertencia de los científicos del mundo a la humanidad". En ella mostraron su preocupación por la destrucción de la capa de ozono, la pérdida de bosques, el cambio climático, la extinción de las especies o el crecimiento continuo de la población humana".
Era 1992... Y la situación desde entonces ha empeorado alarmantemente.
Lo hemos visto en los últimos viajes, en los ríos, en los mares llenos de plásticos, en las gentes que pierden su sonrisa y su alma, vendida a un desarrollo que promete felicidad instantánea.
No sé a dónde vamos a llegar.
Por el momento rezo por las victimas de esas lluvias y pido a Dios que nos dé un poco de conciencia para empezar a realizar pequeñas acciones individuales.
Una gota de agua unida a otras, crean un océano.
Ojala seamos capaces.
Mientras cuidaros y pillar un paraguas.
La bendita lluvia del cielo ha venido a lavar un poco nuestras almas y conciencias..
Feliz semana.
Estamos en Instagram
Inauguramos nuestra propia cuenta en Instagram. Para vernos las caras habrá que esperar que somos tímidos.
¡Whatsapeanos!
Si quieres enviarnos una nota de voz con tu saludo, o comentarnos cualquier cosa, tenemos un whatsapp a tu disposición.