12/01/2019
Nuevo año
Comienza un nuevo año, ya han pasado las fiestas, las luces se apagan y casi todo vuelve a su ritmo normal.
Nos quedamos con las nuevas propuestas para realizar en el año nuevo.
Dejar de fumar, bajar unos kilitos, volver al gimnasio...
Quedarán casi todas en deseos incumplidos.
A veces nos falta voluntad para cumplir las propuestas que nos planteamos.

Acabamos de regresar de la tierra de los faraones, la hemos visitado una vez más y, van casi 60; a pesar de ello, nos sigue sorprendiendo.

Estaba lleno de españoles, grupos de buscadores que se metían en la pirámide, en los templos, a sentir esa energía viva de la tierra madre que es Egipto.
Algo mágico, poderoso, se sigue moviendo en esa tierra, a pesar de todos los que tratan de impedírselo.

En el Cairo, última visita de nuestro viaje y, en la plaza del Kan Ha Lili que visitamos el último día, antes de regresar, el ambiente era una explosión de vida.
Allí reunidas estaban familias enteras de egipcios que salían a celebrar... no sé si el fin de año, o que fiesta, pero estaban llenos de alegría.
Caras amables, rostros amigables que te invitaban, música y bailes... ¡eso si era una fiesta!
Y sin alcohol de por medio...
Nos unimos a ellos, a compartir esa sensación de frescor que te invade el alma.
Regreso con esa imagen amable de pueblos que comparten en las calles su alegría con los demás.
Y con la gratitud a toso los que nos acompañaron en éste nuevo viaje.
Y al regreso, es curioso, te vas de viaje unos días y, todo sigue igual, en los informativos, las mismas noticias: líos de los políticos, desastres, miedos ruidos por doquier.
Que poco espacio dejamos a la alegría, al silencio que es la puerta de los Dioses.

Será que debe ser así en ésta parte de nuestro mundo.
No les haremos caso.
No escucharemos mucho sus discursos y seguiremos el curso amable de la vida, al menos en lo que podamos.
Y haremos nuevos propósitos, de los de cumplir.
Seguir viajando, seguir compartiendo sonrisas, abrazos, horas de radio y mucho más.

El próximo viaje a Malta, la isla de las Diosas...
Allí nos esperan para vivir nuevas aventuras y descubrir el Hipogeum, uno de los lugares más misteriosos del mundo y casi desconocido.

Y nos prepararemos para un nuevo año 2019 lleno de cosas tiernas, amables, silenciosas, sencillas, poderosas, mágicas, saludables.
Para todos y en todas las partes.
Mientras, a abrigarse que ha llegado el frío.
Feliz semana.
Estamos en Instagram
Inauguramos nuestra propia cuenta en Instagram. Para vernos las caras habrá que esperar que somos tímidos.
¡Whatsapeanos!
Si quieres enviarnos una nota de voz con tu saludo, o comentarnos cualquier cosa, tenemos un whatsapp a tu disposición.