28/07/2018
Last Night in Sarajevo
Acabamos de regresar de Bosnia Herzegovina.
Fuimos un grupo de "blanquitos" a descubrir un país desconocido y sorprendente.
Las gracias a todos ellos y, a nuestra guía Angelina, por la buena compañía, las risas y abrazos y por compartir tantos momentos mágicos.

Tenía una deuda con ésta parte del mundo.
Más concretamente con Sarajevo.
Os cuento una pequeña historia:
Corría el año 1992, en aquel tiempo hacíamos el programa en R 5 y éramos el segundo programa más escuchado de la radio, detrás de los deportes. Teníamos casi un millón de oyentes, según esos estudios de audiencias??? Y comenzó la guerra de los Balcanes. Y en medio de toda aquella locura el "sitio de Sarajevo".
El sitio de Sarajevo fue el asedio más prolongado en la historia de la guerra mundial desde 1727. Llevado a cabo por las fuerzas de la autoproclamada República Srpska y el Ejército Popular Yugoslavo, duró desde el 5 de abril de 1992 al 29 de febrero de 1996. La guerra duró poco más de tres años y causó cerca de 100.000 víctimas entre civiles y militares y 1.8 millones de desplazados, según informes recientes.
Las noticias, en aquel tiempo, se sucedían dando informes de las tragedias que ocurrían en la zona.
Nadie del mundo, parecía hacer nada frente a esa catástrofe humanitaria que estaba sucediendo en los Balcanes.
Y se nos ocurrió una idea:
Organizar una caravana de civiles para entrar en Sarajevo y llamar la atención de la opinión internacional sobre ese holocausto e intentar así, parar toda aquella locura.
En aquel tiempo no había Internet, ni Redes Sociales, ni nada de estos inventos de comunicación de ahora.
Aún así, llegamos a organizarnos y sumar una cantidad de miles de voluntarios para añadirse a la idea.

Teníamos los planes hechos, los autocares, camiones, el día de salida, todo listo para partir.
Iríamos recogiendo más voluntarios a nuestro paso por Francia e Italia.
El plan era arriesgado. Nadie garantizaba nuestra seguridad.
Francotiradores locos y el ejército que sitiaba la ciudad no nos reconocería y podíamos ser también victimas.
Aun así no nos amedrentamos.
Hicimos mucho ruido en los medios españoles.
Una semana antes de salir, llegó una orden tajante, - dejemos el lugar de donde partió- y nos prohibieron seguir adelante con la idea.
No cuento más aquí...
Nos quedamos compuestos y sin la caravana de la paz por Sarajevo.
No abundo en más detalles...

Desde entonces tenía una deuda con Sarajevo, con Bosnia Herzegovina.
Creo que la he pagado en estos días de viaje por su territorio.
Durante ellos, hemos descubierto gentes hermosas con ganas de vivir. Un país lleno de bellezas, de aguas cristalinas, de miradas limpias...
Y hemos conocido lugares de apariciones de la Gospa, de pirámides, de esferas desconocidas y de mil misterios y sorpresas más.

Hace unos pocos días, en "mi última noche en Sarajevo", desde la ventana de mi hotel, mientras veía la ciudad y, las montañas que la rodean, me imaginaba como había podido ser aquella época tan cercana de terrores y me reconcilié viendo todo lleno de luces, de seres humanos que habían vuelto a sus vidas dejando atrás el horror de una guerra sin sentido.
Todas lo son.. Pero ésta un poco más.
Por fin pude entrar en Sarajevo, con algunos años de diferencia, sin tantos acompañantes, pero estaba allí. Para pagar mi deuda.
No pude ir entonces, durante el sitio de la ciudad, bueno, no nos dejaron ir, dejémoslo en eso, pero con el paso del tiempo, cumplí mi promesa de pasear por las calles de Sarajevo.

Ha sido un viaje único, muy especial.
Y doy las gracias a los bosnios y las gentes que nos acompañaron.

Ahora el viaje continúa.
Las islas de la Paz en Indonesia nos esperan.
Pero esa ya será otra historia.
Mientras feliz verano, felices vacaciones..
Feliz semana
Estamos en Youtube
Estamos preparando nuestro canal de Youtube para que nos veas además de escucharnos.
¡Whatsapeanos!
Si quieres enviarnos una nota de voz con tu saludo, o comentarnos cualquier cosa, tenemos un whatsapp a tu disposición.